3 requisitos para considerar un gasto como gasto de indemnización

Los suplidos son cantidades de dinero que un empresario o profesional paga a un tercero en nombre de un cliente y que luego factura a ese cliente en una de sus facturas. Para que un gasto tenga la naturaleza de suplido, deben cumplirse 3 requisitos:

Requisitos:

  1. El cliente debe ser informado de que la empresa está pagando esta cantidad.
  2. La factura incluirá los datos fiscales del cliente.
  3. El cliente debe conservar la factura original.

Si no se cumplen estos requisitos, no se considerará un suplido.

Los suplidos no están sujetos al IGIC (Impuesto General Indirecto Canario).

Esto significa que su importe se añadirá al importe total de la factura.

EJEMPLO

La factura emitida al cliente es de 3.000 euros por los servicios prestados, y la compra de materiales (suplidos) es de 600 euros, incluido el IGIC. La factura que se emitirá al cliente es la siguiente:

  • Base imponible: 3.000 euros
  • IGIC (7% sobre 3.000): 210 euros
  • Gastos de indemnización: 600 euros
  • Factura total: 3.810 euros

Recomendaciones:

Se recomienda separar los suplidos, es decir, una factura con los servicios prestados más IGIC y otra con los suplidos sin IGIC.

Compartir

Facebook
Pinterest
LinkedIn

Más entradas

También le puede interesar